Los sistemas de calefacción al uso consisten en un conjunto complejo de aparatos y accesorios algunos de los cuales pueden presentar ciertos riesgos si no se cumplen las especificaciones de funcionamiento y mantenimiento del fabricante. Nuestro sistema permite la ausencia de radiadores, caldera, depósito de combustible, etc. Por lo que no necesita mantenimiento.